Cómo publicar en revistas literarias

Desde hace unos meses colaboro con la revista TALES, un proyecto centrado en la publicación de lo mejor del relato breve español (y dentro de muy poco, también extranjero), que incluye reseñas, entrevistas a los escritores y escritoras más punteros del panorama actual, así como reportajes de una gran calidad. El proyecto ha ido creciendo con el paso de los años y, aunque recientemente ha cambiado su estética (para mejor), sigue manteniendo el espíritu que la impulsó a nacer hace unos cuantos años: ser una plataforma para que nuevos autores/as puedan darse a conocer junto con autores/as ya consagrados/as. Cada tres meses, la revista/libro recibe una nueva tanda de relatos; y yo estoy orgulloso de formar parte del equipo que lee esos relatos y selecciona algunos para su publicación.

Hace unas semanas, Esther me pidió un pequeño artículo con la intención de ayudar a quienes deciden enviarnos sus relatos.

No es una guía sobre cómo escribir bien. Es un escrito que refleja lo que nos gusta seleccionar y publicar. Así que si nunca has enviado un relato a TALES, lee el artículo y anímate a hacerlo. Te estamos esperando.

J. D. Salinger era un joven e impetuoso escritor cuando mantuvo una relación sentimental con Oona O’neill, hija del premio Nobel Eugene O’neill, quien más tarde adoptaría el apellido de su futuro marido, Charles Chaplin. Gracias a ella, Salinger coincidió una noche con Truman Capote. Este le preguntó por sus proyectos y Salinger le respondió que quería ser escritor, pero que no tenía claro qué camino seguir para dar salida a sus primeros cuentos. Capote le habló de The New Yorker y le convenció de que, si quería ser alguien como cuentista, debía publicar allí. Salinger asimiló su consejo y se puso manos a la obra. Envió relatos año tras año, pero fueron rechazados sin miramientos.

Seguir leyendo…

Anuncios

El jardín de Marta

Quienes pasáis por este blog desde hace un tiempo, ya sabéis que “El jardín de Marta” es una historia que ha recorrido un largo camino. Ha sufrido muchas revisiones, tentó la autopublicación y desapareció, pero alguien confió en esta historia y ahora tiene un aspecto inmejorable. Para quienes queráis haceros con un bonito ejemplar de esta pequeña historia, solo tenéis que pinchar en el siguiente enlace:

Mis agradecimientos a Carmen Moreno y al equipo de Cazador de Ratas Editorial por confiar en esta historia y en mí.

Ahora os toca a vosotros entrar en el jardín. Estaré encantado de que me hagáis llegar vuestras opiniones.

Reto 12: El éxito

¿Conocéis Insectos Comunes? Aquí llega un nuevo reto creativo.

Insectos comunes

Escribe un relato, artículo o ensayo, de máximo 1000 palabras, en el que el autor o autora, en primera persona narrará cómo cambió su vida tras haber inventado algo para la humanidad y que le procuró enormes beneficios.

En el texto, el autor podrá desvelar cuál es ese invento, objeto, inmanencia o incluso libro que cambió su vida por completo (con incidencia en la económico), pero también podrá omitirlo (en ánimo de crear suspense e involucrar al lector), describiendo, eso sí, de forma clara o sutil las consecuencias de su aportación al transcurrir humano.

Fecha límite de entrega (flexible) 15 de junio

Fecha publicación 30 de junio

¿Quién se anima?

Toni C.

Mientrastanto consigue nuestro reto anterior

Ver la entrada original

Os presento ‘Escapando del recuerdo’, mi quinta novela

Desde este blog, que parece un trozo de hierro oxidado en un campo donde una vez hubo una guerra, quiero felicitar a Benjamín Recacha por su nueva novela. Quiero que le echéis un ojo, que le felicitéis por ello y que compréis “Escapando del recuerdo”. Luego tenéis que leerla y hacerle llegar vuestros comentarios. Así somos los escritores. Queremos que curréis. Queremos sacaros la pasta. ¡Felicidades, Benjamín!

la recacha

Escapando del recuerdo - Benjamín Recacha García

Faltan pocos días para que Escapando del recuerdo, mi quinta novela, se convierta en libro. Ya os puedo presentar la cubierta completa, con solapas. Creo que ha quedado preciosa. Con esa ilustración de Fran Recacha, y el diseño de Fiesky Rivas para Salto al reverso, era imposible que no quedara bien. La verdad es que me muero de ganas por tener el libro entre mis manos, y desde hace días tengo la sensación de que va a gustar. Esa portada llama muchísimo la atención; y, honestamente, creo que la historia vale la pena.

Qué va a decir el autor, ¿verdad? Pues sí. Reconozco que, aun siendo consciente de que hay mucho por mejorar, estoy muy satisfecho de mis obras. Un escritor nunca puede estar plenamente satisfecho, porque se encuentra en periodo permanente de aprendizaje. Así, si lo hace bien, su primera obra debería ser la peor.

Ver la entrada original 897 palabras más

Martes, 31 de octubre de 2017

¡Hola, Benjamín!

Curiosamente podría comenzar esta carta diciendo:

«Ha pasado casi medio año desde mi última carta, un tiempo en el que escribir se ha convertido en una actividad secundaria. Y cómo lo he notado».

Es decir, podría comenzar con las mismas palabras con que me escribiste tu última carta a finales de junio.

Sigue leyendo “Martes, 31 de octubre de 2017”

Jueves 29 de junio de 2017: racionando el tiempo para escribir

Aquí está la nueva carta de Benjamín. Entre muchas cosas (el avance de su nueva novela por entregas que casi llega a su fin, su evolución y análisis de estos cinco años dedicados por completo a escribir y a promocionarse…), Benjamín responde a las tres preguntas que le hice en mi anterior carta:

1) ¿Qué le recomendarías a cualquier persona que comienza a escribir?

2) ¿Qué le recomendarías a cualquier persona que se plantea publicar su primer libro?

3) Las pequeñas editoriales independientes se encuentran con un problema grave a la hora de distribuir sus libros. Esto ha llevado a que una emprendedora haya creado su propio servicio de distribución para las pequeñas editoriales independientes. ¿Crees que debería pasar lo mismo con los autores independientes?
Si queréis saber las respuestas, pinchad abajo.

la recacha

Trabajando en la cubierta del libro Hace cuatro años estaba trabajando en la cubierta de mi primer libro.

Ha pasado casi medio año desde mi última carta, un tiempo en el que escribir se ha convertido en una actividad secundaria. Y cómo lo he notado.

En marzo empecé a trabajar a jornada completa. Es un empleo por seis meses, que compagino con las horas como profesor de refuerzo escolar por las tardes. Total, que las únicas pausas que hago durante el día son la media hora del desayuno y otra media hora para comer. Llego a casa sobre las ocho de la tarde, y a preparar la jornada siguiente.

Así que el único rato de que dispongo para escribir es el intervalo que queda entre acostar a Albert y acostarme yo. Suelo hacerlo bastante tarde, con lo que voy arrastrando sueño y, la verdad, con los párpados queriendo cerrar la persiana cuesta crear algo decente. Las…

Ver la entrada original 2.230 palabras más

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: