Viernes, 05 de febrero: Una novela olvidada…

…sobre el nacimiento de una religión.

¡Hola, Benjamín!

Hoy anuncio algo importante. Perdonarás que desvíe un poco la conversación de tu última carta, que se encontraba en el terreno del aprendizaje y lo importante que es conocer las herramientas y ganar la mayor experiencia posible leyendo novelas, pero también otros libros sobre libros y formas de escribir, conociendo a otros escritores que comienzan, compartiendo ideas, comentando puntos de vista. Pero es que…

Voy a publicar

El día 10 de febrero aparecerá mi primera novela, digamos, de peso. Aquí está la ficha disponible. Tiene 275 páginas y será publicada por El Transbordador. Cuando esté en la calle, contaré algo más sobre el contenido.

Esa novela es la prueba de que la tenacidad da resultados. La escribí hace mucho tiempo. Con el paso de los años aprendemos y mejoramos, pero en ocasiones se dan circunstancias, momentos de inspiración, que producen obras interesantes.

Tengo mucha más experiencia que hace años, aunque no creo que sea mucho mejor escritor. La diferencia está en que hace años escribía con un porcentaje de intuición mucho mayor que el de ahora. Escribía movido por la pasión. Hoy conozco y comprendo mejor ciertas técnicas, puedo aplicarlas conscientemente, etc.

Hace años también hacia esquemas del desarrollo de capítulos, definía el carácter de mis personajes, sus motivaciones…, pero casi siempre me lanzaba al mar embravecido de las páginas con poco más que una barquita y un remo. Mi dedicación era absoluta. Escribí cuatro novelas. No tenía empleo. Y si trabajaba, mi fiebre por escribir era enorme. No era raro que alcanzara las 1 800/2 000 palabras al día manteniendo ese ritmo durante semanas. Hoy día puedo hacerlo, pero no durante tanto tiempo. Trabajo, también. O trabajaba. Y ese trabajo, si todo va bien, volverá. Espero.

Una novela resucitada

Y ahí estaba. Una novela con cerca de 300 páginas en su versión original. Una novela que mezclaba muchos géneros, en la que aparecían muchos personajes cuyas vidas se cruzaban participando, de forma voluntaria o involuntaria, del nacimiento de una secta. En el comienzo hay una criatura monstruosa y a lo largo de las páginas se va desvelando, poco a poco, el misterio.

La saqué del cajón hace dos años. La releí por encima y sentí que era algo que merecía una nueva oportunidad. Actualmente, el número de pequeñas editoriales centradas en géneros que en su día eran minoritarios, como la fantasía, el terror y la ciencia ficción, ha crecido de una manera maravillosa. Mi camino como escritor se desvió a causa de esa carencia pasada. Llegué a pensar que no tenía más remedio que escribir historias realistas, tal vez con algún poso fantástico, aunque con un estilo más afín al mercado pero sin olvidar mis gustos. Conseguí algunas cosas, pero no demasiado. Y, bueno, ese escritor especializado en fantasía, amante del terror y del suspense, fabricante de retorcidos y complejos mundos futuros, creo que tiene que volver. Y, de hecho, ha vuelto. Ya tengo un proyecto entre manos que explota bastante lo que me gusta escribir.

Ya en su momento, El jardín de Marta fue un cambio. Escrito, como bien sabes, hace tiempo, apareció en la editorial Cazador de Ratas. Sigo creyendo que es una novelita preciosa que no ha tenido el recorrido que merece. Espero que La doctrina del fuego, aunque es una historia más compleja, sea bien recibida y muchos la lean y me hagan llegar su opinión.

Estoy contento porque la labor de la editorial ha sido estupenda. La comunicación no ha podido ser mejor, a pesar de los inevitables retrasos provocados por el apocalipsis global. La portada es de mi hermano, con lo que esa labor también ha sido muy interesante y divertida. No sé qué pasará, pero se ha abierto una puerta que me anima a arriesgarme todavía más, a explorar el mundo imaginativo que he confeccionado a lo largo de los años y que dejé un poco de lado.

Espero poder contarte cosas buenas pronto y, tal vez, cara a cara. 😉

¡Un abrazo, Benjamín!

Toni

Un comentario sobre “Viernes, 05 de febrero: Una novela olvidada…

Agrega el tuyo

  1. «Tengo mucha más experiencia que hace años, aunque no creo que sea mucho mejor escritor. La diferencia está en que hace años escribía con un porcentaje de intuición mucho mayor que el de ahora. Escribía movido por la pasión. Hoy conozco y comprendo mejor ciertas técnicas, puedo aplicarlas conscientemente, etc».
    Lo que cuentas en este párrafo es fundamental. Lo resume todo. Creo que cualquier escritor debe sentirse identificado con ello.
    Me alegro muchísimo por tu nueva novela. La leeré muy pronto, con muchas ganas.
    ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: