Insectos comunes

La andadura de este grupo de insectos manipuladores de letras sigue hacia adelante, esta vez con un texto libre en el que el título Insectos comunes nos inspirara. Nada más. Así que aquí va lo mío. Espero que os guste. Más abajo, la participación del resto de compañeros. Os animo a que los leáis y disfrutéis de un rato de hipertextualidad, de poesía, de miedo,…

insectosmetalicos
Imagen de Daina Dajevskis (Flickr)

Hormiga estaba medio chalado y se peleaba a la mínima. Cuando se emborrachaba era peor. Normalmente levantaba una pata y decía: –Somos… El resto no le hacía caso y entonces seguía tragando licor a la espera de que alguien le rozara siquiera un poquito para volverse y lanzarle una dentellada. Llevaba con eso dos años, desde que una lagartija le había arrancado la antena derecha, y nunca terminaba la frase. El viejo Saltamontes también se dedicaba a la bebida pero era más tranquilo. Solía visitar el lugar todos los martes por la noche y se reunía con el resto en aquella esquina húmeda donde caía un rayo de luz verde-azulada. Aquel día era viernes. –Entonces vais a votar a esa cucaracha de Rajoy, ¿no es así? –Antes me arranco un ojo –decía Mosca–. ¡Me arranco un ojo! –Chuperreteó un trozo de estiércol y agitó las alas–. Me arranco un ojo –repitió. Mosca tenía mil hijos pero no conocía a ninguno. A veces se ponía triste porque la vida de sus congéneres era muy corta, apenas dos semanas, y a él le quedaban dos días. Recordaba cuando daba vueltas sobre una mesa en medio de una cocina. Sobre un plato de fruta, subía y bajaba en círculos cada vez más amplios como si el mundo fuera suyo. –Somos… –¡Cállate! –dijo Saltamontes, y Hormiga agitó las mandíbulas y le lanzó un bocado a un gusano que jugaba al billar con una liendre. –Eres terrible, Hormiga. Aquella noche hablaban sobre política, aunque solían hacerlo de muchas cosas, la mayor parte de las ocasiones de fútbol y también del tiempo. –Hoy hace sol –decía Saltamontes. –¡Somos…! –exclamaba Hormiga. Y Mosca se frotaba la cabeza con las patitas delanteras, agitaba las alas y chupaba un trocito de estiércol. Los días pasaban tranquilos, pero al día siguiente iban a votar para las elecciones nacionales y todo el mundo estaba revolucionado. La cucaracha de Rajoy se presentaba un año más y había otros bichos que Saltamontes consideraba peores. –Esta eso de Venezuela –decía–. Ese piojo de Pablo Iglesias, en serio, ¿creéis que arreglará algo? Me quedo con la cucaracha de Rajoy. Más vale malo conocido que bueno por conocer. En serio. Don Escarabajo, el dueño del bar, limpiaba algunos vasos con la antena puesta. No pudo contenerse. –¿Y todo eso del mosquito chupa sangre del Bárcenas? ¿Ya no os acordáis? ¿Y lo del rescate a los bancos y la amnistía fiscal y toda esa mierda? –¡Eso! –dijo Mosca–. ¿Y Rato? –Haced lo que queráis. –Saltamontes bebió un trago–. Pero estáis completamente equivocados, joder. –¡Somos…! –gritó Hormiga. Apareció Abejorro disculpándose por haber llegado tarde. –He venido zumbando. ¿De qué hablabais? Don Escarabajo dijo que de lo de siempre y Abejorro comentó que habían subido algo las temperaturas pero que le parecía que dentro de dos días iba a llover. Don Escarabajo le sirvió una cerveza y le comentó que aquella noche tocaba de política. –¿A quién vas a votar? –preguntó Mosca. Abejorro no lo tenía claro, pero era casi seguro que de ninguna de las maneras votaría a la cucaracha de Rajoy. Mosca agitó las alas y Saltamontes se puso agresivo: –No tenéis ni idea, en serio. ¡Ni idea! Con la derecha todo va mejor. Son los únicos que saben de verdad de política. No tenéis ni idea. –De todas formas –dijo Abejorro–. Pienso que todo seguirá igual. Pase lo que pase, seguirá todo igual. –No, no –intervino Mosca–. Si sale el piojo de Pablo, ganaremos nosotros. Viviremos en un mundo mejor. –¿Quiénes sois vosotros? –preguntó Saltamontes–. ¿Yo soy vosotros o qué? En serio, la izquierda solo hace que gastar y llevar al país a la ruina. –¡Somos…! –Y a este ¿qué le pasa? –Lo de siempre –dijo don Escarabajo y se alejó para ponerles unos güisquis a un grupo de ninfas que acaban de entrar. Abejorro paso una pata entorno al tórax de Hormiga. –Vamos, ¿qué te pasa, colega? Suéltalo ya. Dilo. Siempre te quedas a medias. La conversación había empezado a decaer. Mosca daba pequeñas vueltas al espacio que había entre la puerta y la máquina de tabaco aunque ya no era como antes. Apenas le quedaban fuerzas y decidió irse volando a otro sitio. Saltamontes, con el ceño fruncido, murmuraba cosas por lo bajo mirando las noticias en el viejo televisor mientras las risas de las ninfas atraían la atención de Abejorro. –Somos… –comenzó a decir Hormiga, y se encogió de hombros. Movió la única antena que le quedaba con espasmos irregulares. Sus ojos negros se clavaron en Abejorro–. Insectos, ¿no? Insectos comunes, ¿no? Abejorro asintió, y Hormiga se lo quitó de encima y se marchó tropezando con todo y dando mordiscos a todo aquel que se le acercaba. –Eso –dijo Abejorro–. Claro que sí. Insectos comunes. Al día siguiente de las votaciones todo seguiría igual, pero Abejorro deseó que las cosas se arreglaran un poco. Sin embargo, en aquel momento empezó a darle todo un poco igual porque una de las ninfas le miraba con descaro. Ensayó una sonrisa, y zumbó entorno a ellas mostrando su tórax y su abdomen de un azul metálico y peludo. –¿Qué tal? Les invitó a varias copas tirando de cartera y luego se las llevó a su casa y pasó como varias horas con ellas. Lo de siempre, vamos.

***

Lee a LaRataGRis Lee a Esther Lee a ANGELOS’S UNIVERSE Lee a Cerdo Venusiano Lee a Manu LF

Lee a Benjamín Recacha Lee a Daniel Centeno Lee a Jean Rush

Anuncios

3 comentarios en “Insectos comunes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s