Mis series de TV favoritas

rick-and-morty-adult-swim

Una entrada de Verónica me ha dado por recordar algunas de las series que más nos han sorprendido y gustado en casa en los últimos tiempos. Somos verdaderos fans de las series de TV. En muchos aspectos, me parece que han superado a las películas. Su formato combina una deglución rápida para la vida moderna y estresante de hoy (alrededor de 30-40 minutos como formato habitual, 60 o incluso 90 minutos en algunas excepciones) con la prolongación en el tiempo y el consecuente mayor desarrollo de tramas y personajes para disfrute del espectador.

Hablaré de series extranjeras, americanas y británicas fundamentalmente, que pasan la mano por la cara a la mayor parte de la producción española. En España he leído bastantes quejas de guionistas sobre la castración artística a la que se ven sometidos e incluso pude charlar hace un tiempo con un guionista y director profesional que empezó como script en Antena 3 y Telecinco en series importantes. (El script es ese trabajo que, entre otras muchas cosas, permite que en las películas o series el personaje y el escenario tenga coherencia, que el actor vaya vestido de la misma manera a lo largo de una misma escena, que en el plato la pechuga de pollo no crezca y decrezca en cada toma, o que el actor levante la carpeta en el mismo plano y contraplano justo cuando  dice: «Mike, tengo que enseñarte algo y no son mis genitales precisamente»).

El esquema de la serie española, a mi parecer, es:

–Que aparezca, por lo menos, un chico guapo y una chica guapa. Que haya mucha tensión sexual entre ellos y que salgan desnudos en algún momento.

–Que haya humor.

–Que aparezcan niños (guapos).

–Que cada episodio dure una hora y media o más y se intercalen muchos anuncios en cualquier momento prolongando la serie hasta altas horas de la madrugada. (Se pueden poner dos capítulos seguidos para mayor desesperación del espectador).

Probablemente hay más aspectos comunes, pero no es mi propósito debatir sobre lo que se hace o no en España. Hace mucho tiempo, además, que mi pareja y un servidor desistimos. Aceptando que deben de estar haciéndose cosas interesantes hoy día (y que se han hecho algunas cosas interesantes en el pasado), me parece que tenemos mucho que aprender de lo que se hace fuera. O, por lo menos, los directivos de las cadenas deberían echarle huevos a la cosa y dejar que los guionistas españoles, que son muy buenos, puedan inspirarse y desarrollar cosas como, por ejemplo, Breaking Bad.

Breaking Bad, para mí, es la mejor serie que se haya hecho jamás. En España una serie como ésta hubiera sido imposible por lo dicho anteriormente: aunque salen niños, no son muchos y no tienen protagonismo (además no son muy guapos); tampoco hay personajes guapos (aunque Aaron Paul no es que sea feo, su personaje de Jesse no destaca precisamente por eso); y no hay tensión sexual (aunque el sexo aparezca en algunas escenas de manera más o menos explícita). Sí hay humor, pero del negro, y cada capítulo dura unos 45 minutos, aunque se miden muy bien los cortes, que los guionistas y el director suelen hacer coincidir con algún momento álgido. Si no habéis visto Breaking Bad, teneis que hacerlo.

fargo-crocodiles-dilemma_featured_photo_gallery

En los comentarios que le hacía a Verónica, le decía lo siguiente:

“(…) Black Mirror nos pareció muy buena, sorprendente. De los grandes Ricky Gervais y Stephen Merchant, Extras y, por supuesto, The Office (la americana la abandonamos por fatiga, aunque he leído que la última temporada recuperó la chispa de las primeras). Si te gusta el humor negro, te llevarás una sorpresa con The League of Gentlemen. De parte de los creadores de esta serie (de Shearsmith y Pemberton), algo más reciente y digerible es Inside Nº 9.”

Los británicos Jeremy Dyson, Mark Gatiss, Steve Pemberton y Reece Shearsmith, actores y guionistas, nos dejaron alucinados hace unos cuantos años con Psychoville, una serie de humor negro que terminó en 2009 y que no concluímos para salud de nuestros cerebros que no estaban preparados para algo así. Pero esa The League of Gentlemen que mencionaba un poco antes hemos llegado a revisitarla dos veces. Puede que a alguien le suene de este cuarteto Mark Gatiss de la famosa y no menos recomendable Sherlock, puesto que interpreta a Mycroft, el hermano del famoso detective traído a los tiempos modernos, además de ser co-creador y co-productor. Por supuesto, recomiendo Sherlock. Aunque su tercera temporada, con excepción del primer capítulo, me pareció que había perdido la esencia, su formato de nada menos que 90 minutos es muy interesante y bien llevado. Si es que se perdió alguna vez, ha despertado un renovado interés por este detective al que el propio Sir Conan Doyle decidió matar porque estaba harto de él. Hubo de revivirlo por clamor popular, y parece que no le sienta mal el paso del tiempo.

True Detective también fue una grata sorpresa para nosotros. Aunque el personaje de Rustin “Rust” Cohle, interpretado por Matthew McConaughey, perdiera fuelle hacia el final de la temporada de solamente ocho capítulos. El detective que se mira en un diminuto espejo se desmoronó cuando empezó a comportarse como una persona normal. No le sentó muy bien el salto en el tiempo, a mi parecer, y la resolución de ese violento asesino escondido en algún lugar no estuvo a la altura de lo que esperaba.

Pero para personajes complejos y admirablemente interpretados nada menos que Billy Bob Thorton de la no menos magnífica Fargo (premio Emmy a la mejor miniserie 2014), que recomiendo muy mucho. Este hombre fue nominado en la 66ª edición Emmy de este año como actor principal de miniserie, pero finalmente se llevó el galardón Benedict Cumberbatch, un tipo que está de moda pero que tengo que decir que no lo merecía ante la interpretación de un soberbio Billy Bob en su papel de Lorne Malvo.

En mi pequeño pedestal seriéfilo, curtido en mil batallas donde muchas series han caído en combate, Fargo se encuentra bien asentada en la tercera plaza un poco por debajo de otra serie fabulosa como es The Sopranos. Está claro que 86 episodios de recorrido tienen mucho más mérito que 10 hasta la fecha, pero para mí no hay duda de que Fargo es una serie enormemente disfrutable, con un guión asombroso y magníficamente realizada y dirigida. Para delicia de los fans, el canal FX ha prometido una segunda temporada.

breaking-bad

Voy a aprovechar el final de este articulillo de viernes un tanto excepcional para recomendar algunas series más o menos recientes además de las ya comentadas así como enumerar algunas decepciones.

-Recomendaciones: House of Cards (aun a pesar de un final de segunda temporada precipitado a mi parecer), Game of Thrones (para quien sea incapaz de leerse los libros del señor R. R. Martin como un servidor), Black Mirror, Louie (de las mejores series cómico-dramáticas que he visto nunca) y, cómo no, Rick and Morty (ciencia-ficción animada, genial y muy, muy friki).

-Decepciones: The Walking Dead, American Horror Story: Coven, Veep.

Ahora mismo estamos viendo The Wire, recomendada fervientemente por amigos y que, aunque me está gustando, comparada con una serie coetánea como The Sopranos sale, a mi entender, perdiendo.

En fin, y ahora vosotros, ¿habéis visto alguna de estas series? ¿Alguna sorpresa? ¿Alguna decepción? ¿Recomendaciones?

Anuncios

8 comentarios en “Mis series de TV favoritas

  1. 😀 😀 😀 Nuestro intercambio plasmó en entrada. ¡Qué bien! En los comentarios, ya ves, la cuestión emerge a vuelapluma. Tengo un listado y unas opiniones escritas en borrador. ¿Verán la luz? Mmmm… Mientras tanto me apunto las que mencionas y las que me has sugerido a domicilio 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s