¿Cuántos premios hacen falta?

En la entrada anterior hablé de Letras Inquietas y de su creador, Víctor J. Sanz. Leyendo algunos artículos de su página llegué a un comentario y éste, a su vez, me llevó a otra página también muy interesante: El blog del taller de creación literaria de la Casa del Reloj. En este blog podréis encontrar recursos para escritores, y si tenéis curiosidad por leer algunos cuentos muy bien escritos, incluso premiados y finalistas, podéis hacerlo también.

4084431944_ba2e720519_z

Fotografía de Aitor Aranda (Flickr)

Su último artículo es el siguiente:

El anhelo del diablo

Hoy quiero presentar en el blog una novela del escritor riojano Ernesto Tubía Landeras, ganador de numerosos premios de relatos cortos. “El Anhelo del diablo” es una novela corta, y me gusta hablar de ella aquí porque por su extensión se podría entender como un ejemplo del pasito firme y seguro que tarde o temprano podemos dar los escritores de relatos breves. Sigue leyendo…

Si buscáis al autor, a Ernesto Tubía, os daréis cuenta pronto de que aparece como ganador o finalista de muchos certámenes literarios. Ernesto ha llegado a la cifra, ni más ni menos, que de cien. No me he equivocado: he dicho cien. En mi biografía, en ese pequeño rinconcito, apunto con ilusión los premios que obtengo, esos finalistas que he conseguido y mi tercer premio, con la esperanza de que suba poquito a poco. Con el currículum de Ernesto delante uno se desanima. No es que aspire a ganar un buen puñado de concursos como él y piense que es imposible (que lo es), sino que descubra que tenemos en España a un escritor con un centenar de premios así como de pasada cuando todo el mundo debería conocerle y tendríamos que estar leyéndole como locos.

No sé si a Ernesto no le importa demasiado. Si ha descubierto la fórmula de la Coca-Cola y se la guarda para él. Fabrica su elixir mágico y lo lleva a congresos donde le dan premios. Luego él se guarda su botellita con el líquido marrón en busca de otro lugar donde enseñarla a los pocos miembros de un jurado. Es técnico de laboratorio y el escribir tal vez para él es un hobby que, además de tomarse muy en serio, le reporta dinerito extra, que nunca viene mal. Prefiero creer en esto, en que él está muy tranquilo con sus cosas, a la posibilidad de que las editoriales no le hagan ni caso. Por cierto, aquí habla él mismo de su hazaña, con mucha modestia, como tiene que ser.

Yo no aspiro a llegar a cien relatos premiados. Sería una locura. Para mí enviar a concursos es algo que me anima a dar un poco de sentido a lo que hago. Mi intención es aprender y coger confianza para enfrentarme a una novela, otra vez, como ya lo hice en el pasado. Ernesto lo ha hecho. Tiene una novelita corta. Con esos buenos antecedentes no pinta mal, ¿verdad? Tal vez a Ernesto le falta superar las cuatrocientas páginas para que le tomen en serio…

Aquí podéis leer también un relato suyo con el que obtuvo el segundo premio III Concurso de Relatos María Moliner (2013-2014). Leyéndolo a él, esto de escribir parece fácil.

Desde luego no hay que pensar que por no ganar premios uno es mal escritor. No nos desanimemos. “Solamente” hay que ser como Etgar Keret. También leyendo sus historias uno piensa que esto está chupado.

Anuncios

10 comentarios en “¿Cuántos premios hacen falta?

    1. Sí, tienes razón. Esto debe hacerse por diversión, tenga el objetivo que tenga. Si uno termina por no disfrutar, más vale dejarlo y dedicarse a otra cosa. Muchas gracias. ¡Un abrazo!

  1. Te digo lo mismo que Josep: no te fijes en lo que hacen los demás. Como tú mismo escribes, quizás Ernesto escriba porque le gusta, como hobby complementario a su trabajo. Desde luego debe hacerlo bien para haber ganado tantos premios, pero quizás ni se haya planteado que le publiquen. O quizás sí. En cualquier caso, qué más da. Tú sigue escribiendo, participando en concursos y tanteando el mercado editorial. No necesitas haber ganado cien premios para que te publiquen. De hecho, hay muchísimos escritores que jamás han ganado un concurso y, en cambio, sus libros se venden. De otros muchos, desde luego, no.
    Sigue creyendo en lo que haces y en tu talento, porque tienes mucho. Nadie dijo que esto fuera a ser fácil. Al contrario, es realmente difícil. ¡Un abrazo!

    1. ¡Muchas gracias, Benjamín! Está claro que nada es fácil en la vida. Me llamó mucho la atención lo de este hombre y en un principio me desmotivé, pero sé de sobra que uno no necesita ganar premios ni para escribir bien ni para publicar. El mundo está lleno de buenos escritores, excelentes muchos de ellos que no ganaron un premio en su vida. No pasa nada. Era una reflexión. Pero, desde luego, estos días están siendo toda una locura porque me he propuesto enviar relatos a cuatro concursos. Hoy mismo he terminado la última corrección de los últimos que he escrito. Algunos tienen premios de 3000 euros, y la pasta vendría muy bien en casa para ir más relajados. Pero le pondré freno a esto de los concursos muy pronto y me centraré en las editoriales. Desde luego, está siendo un buen aprendizaje. ¡Un abrazo, amigo!

    1. No soy un experto en concursos, no he ganado todavía ninguno, pero te recomiendo que escribas lo que te gusta y que busques el concurso que se ajuste a tu género. Empieza fuerte, mantén el interés, ve al grano y termina en lo alto. Parece fácil, ¿no? 🙂 Ah, a mí me gusta imprimirme lo que escribo y luego corregir sobre el mismo papel. No suelo enviar nada hasta que no estoy seguro de que no tengo ninguna falta rondando por ahí y de que he quitado todo lo que debería quitar. ¡Un saludo!

      1. Muchas gracias. He estado mirando en escritores.org, y creo que ya tengo unos cuantos para los que puedo idear un cuento que se ajuste a mi forma de escribir. Lo único es que tengo que escribir más, ya que tiene que ocupar min ( folios normalmente.
        Un saludo

      2. Yo estoy ahora intentando escribir para este concurso, a ver qué te parece: XXV CERTAMEN LITERARIO “VILLA DE ALMORADÍ” (España)
        Premio: mil doscientos euros (1.200€) y diploma Fecha de cierre: 15:10:2014
        El tema de los relatos será libre, pudiendo presentar un máximo de tres trabajos por autor. La extensión mínima será de un folio y la máxima de tres, mecanografiados a doble espacio y con un tamaño de fuente entre 9 y 12.
        ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s