Libros que llevan a libros: de Gardner a Chéjov

El primer libro fue “Para ser novelista”, de John Gardner, aunque en realidad yo buscaba “El arte de la ficción”, del mismo autor. Como me fue imposible encontrarlo (a pesar de lo cual me llevó a leer “El arte de la ficción”, de David Lodge, otro libro muy interesante), me conformé con “Para ser novelista”, que leí en pocas semanas. Descubrí que Gardner fue profesor de Raymond Carver (de hecho él mismo prologa el libro) e investigué un poco sobre él; fue la primera vez que supe de algo que se llamaba “Realismo Sucio”. Al cabo de un tiempo empecé a leer “Escribir ficción”, de la Gotham Writer’s Workshop, que en algunas partes centra un especial interés en Carver y en su relato “Catedral”. Por ejemplo, al hablar de la trama se hace un estudio minucioso del relato y en el capítulo sobre el punto de vista de nuevo asomaba Carver al definir la escritura en tercera persona con punto de vista objetivo, que tan magistralmente dominaba este autor. No podía hacer otra cosa. Comencé a leer algunos relatos de Carver y, entre otros, ese “Catedral”. Por entonces también leía, más o menos en paralelo, a Vonnegut y también a Quiroga y a Rulfo. Por ahora, a pesar de todo, de Vonnegut he leído cuentos que son impresionantes, de lo mejor que ha pasado por mis manos hasta la fecha, pero “Catedral” he de reconocer que hizo estragos en mi cabeza. Quise saber más de Carver y de ese “Realismo Sucio” y me topé con Richard Ford. Sus relatos me dejaron algo indiferente, pero empecé a leer “Flores en las grietas”, un recopilatorio de sus ensayos sobre la escritura, libros, su experiencia vital y todas esas cosas. Uno de los capítulos se titula el “El buen Raymond” y habla sobre su relación con Carver. Me lo leí con detenimiento y pasé a otra cosa. Pero todos estos encuentros me hicieron querer saber todavía más de Carver. Conseguí una recopilación de relatos de su primera etapa, artículos y otros ensayos titulada “Sin heroísmos, por favor”. Me salté los relatos de aprendizaje (porque sí, todo escritor tiene su periodo de aprendizaje) y me fui directamente a la parte que me interesaba de verdad: los ensayos, que me leí en poco tiempo. Me encantó uno sobre Hemingway y también el último titulado “Amistad”, en el que habla de Ford y Wolff y, al respecto de eso del “Realismo Sucio”, como si hablara de otras personas, dice:

 “A los críticos les ha dado por decir que los tres forman parte del Realismo Sucio. Pero Ford, Wolff y Carver no se lo toman en serio. Les hace gracia y hacen bromas sobre ello, como sobre tantas otras cosas. No se sienten parte de ningún grupo.”

 Carver me llevó a Joyce Carol Oates, a la que tengo, por ahora, algo abandonada, y también a Chéjov y sus “Relatos y cuentos”, al origen de todo, del cuento moderno.

Chéjov.

Es verdad, si lo han oído decir alguna vez, hagan caso: hay que leer a Chéjov si se quiere escribir relatos y cuentos. Yo, confieso, no sé cómo he podido escribir nada sin haberle leído antes. Y eso mismo dice Ford en otro escrito del libro “Flores en las grietas”.

 “Parece algo terrible de admitir para un escritor de relatos, y doblemente terrible tratándose de alguien como yo, cuyas propias narraciones se han visto profundamente influidas por Chéjov a través de otros escritores en quienes el ruso había ejercido su influencia directa, como Sherwood Anderson, Isaac Bábel, Hemingway, Cheever, Welty y Carver. (…) no recuerdo que nadie me dijera nada sobre Chéjov aparte de que era un gran escritor y de que era ruso.”

  Esto termina con: hace unas semanas, finalmente, encontré el libro que me llevó a otros libros y que hizo que me interesara por Carver, ese “Realismo Sucio” y, entre otras cosas, empezara a leer al gran Chéjov. Por fin, después de asomarme a algunas librerías de segunda mano y de rebuscar por internet durante unos cuantos meses, “El arte de la ficción” está en casa esperando ser leído con detenimiento. Y ha merecido la pena ese viaje.

Justo hoy se cumple un año desde que comencé este blog.

Anuncios

10 comentarios en “Libros que llevan a libros: de Gardner a Chéjov

  1. Hola!!! le doy una nominación a tu blog!!!! no sé si has visto mi última entrada, pero si tienes tiempo hazlo para que veas qué tienes que hacer, sale?

  2. Te haré caso y leeré a Chejov, que todavía lo tengo pendiente.

    PD: ¿No sería tu cumpleaños el 3 de agosto?

    ¡El mío también! jajaja.
    Si es así, felicidades 😉

    1. Muchas gracias. El blog cumplió un año el mismo día 1 de agosto, que es cuando lo puse en marcha. Un año entero ya que ha pasado bastante rápido… Por cierto, ¡felicidades a ti también! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s