Lo que escribí (y lo que aprendí)

En marzo escribí El gato, El hombre dentro de la pecera y Abre la boca, primo. El gato y El hombre dentro de la pecera fueron enviados a concursos. El gato no obtuvo premio alguno. De El hombre dentro de la pecera ya se verá qué pasa. Además, el relato María y Petronia, que envié a un concurso comarcal, tampoco fue premiado.

En abril escribí Gabino, El piso, El narrador ausente (un pequeño entretenimiento de dos páginas) y La lámpara (el relato que más gustó a mi pareja y, por lo tanto, el que mejor está escrito sin lugar a dudas). También terminé El compañero de trabajo (una historia de terror que tenía inconclusa desde hacía años, un tanto particular) y La lista de la compra (también empezada y aparcada desde el año pasado). La fosa, supuestamente finalizada en septiembre de 2013, me llevó varios días de corrección intensiva (ya hablaré de ello con más tranquilidad). Envié a concursos Gabino, El piso, La lámpara y El compañero de trabajo, la mayoría al mismo dado que no tenía límite de recepción de historias, así que me dije: «¿por qué no, joder?». En total participé en tres concursos. En dos de ellos me comí un cagarro de elefante. Todavía espero la resolución del último.

Ya contaré lo que escribí en mayo.

Nueve historias, si no cuento la que corregí, en dos meses y casi todas de menos de 10 páginas, dado que las bases de los concursos a las que quería presentarlas limitaban a ese número de páginas las historias, y esto es algo que odio.

Una de las cosas que he aprendido durante estos dos meses es que no voy a volver a participar en ningún concurso con un límite tan pequeño de páginas. No estoy hecho para historias tan cortas. Disfruto de lo que escribo cuando sobrepaso las 15 páginas y normalmente comienzo a tener una visión completa de lo que pretendo decir, un perfil más sólido de mis personajes y una idea mejor de cómo debe terminar mi historia cuando sobrepaso precisamente esas 15 páginas. Por lo tanto, a no ser que escriba alguna historia que, de por sí, tenga una resolución rápida sin forzarla, dudo mucho que vuelva a entretenerme en escribir cosas tan cortas. Además, me empeñé en escribir relatos realistas, supongo que porque creo que el terror no tiene posibilidad de premiarse, pensamiento erróneo por completo, y ésta ha sido la segunda cosa que he aprendido: escribe lo que mejor se te da y que te importe un comino lo que lo demás piensen. Ya lo sabía, pero lo he corroborado. Una vez más.

También he aprendido otra cosa: no puedo centrarme únicamente en una historia. A pesar de que organice un esquema sobre cómo va a avanzar la historia, hay ocasiones en que uno siente que comienza a desinflarse por mucho que me esfuerce en mantenerla en alto. Entonces creo que es momento de dejarla de lado y empezar (o continuar) otras cosas. Me parece que es muy bueno llevar varios proyectos a la vez, porque cada uno va madurando poco a poco y siempre hay momento de proseguir lo que uno ha dejado con una nueva perspectiva. Nunca se ha de perder la fuerza al escribir porque eso lo nota el lector y yo, por lo menos, no pretendo engañar a nadie.

No creo que haya desaprovechado el tiempo, pero me gustaría haberme sentido más satisfecho con esos nueve relatos que escribí. Me propuse escribir mucho y lo hice, pero la cantidad, por supuesto, no es sinónimo de calidad.

Y vosotros, ¿presentáis a concursos? ¿Opináis que ganar alguno es una buena carta de presentación para una editorial, o creéis que no sirve para nada? Yo, sinceramente, creo que los concursos son interesantes para rellenar curriculum. Pueden servir para llamar la atención a alguna editorial, pero también considero que uno puede ser un muy buen escritor sin necesidad de ganar ningún premio. Lo importante es publicar, y lo más importante todavía es que te lean muchas personas y que, encima, les guste lo que haces.

Anuncios

7 comentarios en “Lo que escribí (y lo que aprendí)

  1. Es bueno aprender y tirar hacia adelante con la reflexión de lo aprendido.
    Personalmente no me presento a concursos. No estoy hecho para ello. Tal vez, hubo un tiempo que me sirvió como aprendizaje para ponerme normas, límites y conseguir cierta técnica. Ahora hago o que me sale de las narices, lejos del ruido y del apremio.
    ¿Si las editoriales te ven? No lo sé. No lo creo. Las editoriales tienen sus lineas trazadas y los participantes de un concurso se la pela, como diría el gran Desju.
    Las editoriales saben lo que les proporciona repercusión mediática e invierten en eso toda su maquinaria.
    Lo que da visibilidad, a mi modo de ver,es crecer juntos como escritores.. Un abrazo.

    1. Me parece que tienes toda la razón. Creo que lo importante es desarrollarse como escritor y olvidarse de todo lo demás. Pero, sobre todo, disfrutar lo que uno hace. Yo también he conseguido imponerme fechas y cumplirlas, pero la presión creo que no me ha servido ni mucho menos para hacer las cosas mejor. No estoy del todo satisfecho con todo lo que he escrito y estoy seguro de que si me hubiera relajado tendría entre manos cosas mucho mejores. De todo se aprende. Nos seguimos leyendo. Un abrazo.

  2. Sí, me he presentado a algunos concursos, pero me ocurre algo parecido a ti: cuando me limitan la temática o las páginas de extensión, noto que las historias me salen forzadas. Por eso prefiero presentar cosas que ya tengo escritas y que se adaptan a las condiciones, en vez de tener que adaptarme yo a las bases.
    Comentas que el terror no tiene posibilidades de ser premiado, y según me han comentado varios escritores, es así. Supongo que no es una verdad suprema, pero es cierto que los relatos de terror no son bien recibidos en certámenes que no sean de ciencia-ficción, fantasía o terror. También me han dicho que los premios de más de 1000 euros suelen estar dados, pero me resisto a creerlo y no pierdo la esperanza.
    Sigue escribiendo, seguro que algún día tendrás el reconocimiento que mereces.

    Saludos.

    1. Gracias por tus palabras. Si lo del terror es cierto, si las editoriales no quieren publicar nada de este género que no venga de la mano de Stephen King, de su hijo Joe Hill o de las cuatro o cinco grandes estrellas que pupulan por el mundo, entonces asumiré que seré un escritor impublicable por el resto de mis días. No sé si me preocupa lo suficiente o, directamente, me da exactamente igual. Quisiera tener mi oportunidad, pero como tantísimos otros escritores, y no creo que yo sea ni mucho menos mejor que ellos. Seguiré probando en dos concursos más que tengo en lista y que están abiertos a géneros como el terror y la ciencia-ficción y veremos qué pasa. Luego tendré carta libre para dejarme llevar y disfrutar, que es lo que realmente me interesa hacer cuadno escribo. Un abrazo.

      1. En lo del terror me refería a concursos de relatos de temática abierta, no a publicar. Hay mucho movimiento en el terror, creo yo, y revistas que dan visibilidad a ese género. Al menos eso me comentó J. E. Álamo, que ha conseguido abrirse camino en ese mundillo.
        Sobre todo disfrutemos escribiendo, que eso nadie nos lo puede quitar 🙂

        Saludos

  3. A mí tampoco me gusta escrbir limitado por las bases de un concurso. Lo he hecho algunas veces, y en todas me he comido un cagarro de elefante, como tú dices. El último relato que he escrito lo envié al certamen que convoca la asociación que organiza las jornadas sobre la Bolsa de Bielsa. Como iba a ir a presentar mi libro (sólo faltan 12 días) y el premio se entregaba el mismo día decidí probar suerte, y he quedado quinto de 29. No está mal, pero sólo el primero tenía dotación económica y a otros tres los seleccionaban para publicar, así que me he quedado a las puertas… En fin, que sí, que hay que escribir sobre lo que uno se siente más cómodo y motivado y olvidarse de lo que pensarán los jurados. Por lo menos, disfrutemos de lo que hacemos. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s