Corregir un párrafo deshechado

No lo incluiré, pero quería hacer un experimento. En el capítulo donde aparecía, el párrafo de más abajo rompía el ritmo. Me gusta mucho ambientar, meterme en los escenarios y describirlos con todo el detalle posible, aunque intentando limitarme a lo esencial para no saturar al lector. Encontrar los detalles destacables, los que se pueden meter en la mente del lector de una manera más potente, es la tarea más difícil. No sé si lo consigo, pero es lo que pretendo. El lector que llevo dentro se encarga luego de dar el visto bueno antes de dejar que otros me lean. Pero es imposible analizar cada párrafo y lo que queda al final es una experiencia global que tendrá mayor o menor fuerza dependiendo precisamente del análisis de cada unidad. Es mi opinión.

El peligro de corregir, claro está, es que lo corregido quede peor que el original, que uno corte demasiado o que reste la frescura con que se escribió el primero. De todas formas, considero que corregir mucho es fundamental, por lo menos para mí.

El párrafo original era éste:

“Una mujer lanzaba agua a la calle y empapaba a un hombre que pasaba bajo su balcón. Un gato robaba una sardina a un pescador distraído y, subiendo por un tablón, saltaba a una ventana y luego alcanzaba la azotea y se perdía en un bosque de alargadas chimeneas y picudos tejados, y los rayos de sol dibujaban sombras y reflejos en las ventanas y los colores brillantes del adoquinado en aquella mañana de un nuevo día.”

Y el corregido, por ahora, quedaría así:

“Una mujer lanzaba agua a la calle y empapaba a un hombre que pasaba bajo su balcón. Un gato robaba una sardina a un pescador distraído, subía por un tablón, alcanzaba la azotea y se perdía en el bosque de chimeneas y picudos tejados mientras los rayos de sol, reflejándose en las ventanas, centelleaban en el húmedo adoquinado.”

Es más, la segunda frase, demasiado larga, la cortaría. Lo dejaría así:

“(…) alcanzaba la azotea y se perdía en el bosque de chimeneas y picudos tejados. El sol, reflejándose en las ventanas, centelleaba en el húmedo adoquinado.”

Aun así, no me termina de gustar y, por eso, lo he quitado.

Anuncios

2 comentarios en “Corregir un párrafo deshechado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s