Una nueva historia del pasado: La Montaña R

Ayer decidí dejar uno de los cuentos de terror en el que estaba trabajando. 16.500 palabras (algo más de 40 páginas) que se quedarán por un tiempo apartadas en el baúl.

Ahora encaro un nuevo proyecto al que no sé si dedicaré más o menos de mi jornada a tiempo completo destinada a escribir. Es lo que tiene estar sin trabajo en una provincia con un paro superior al 36%. Da miedo pensar en esa cifra. En casa somos dos, y los dos estamos “sin” trabajo. Pongo “sin” entrecomillado porque casi no paramos, entre enviar CV, entregar papeles, preparar proyectos, escribir… En fin.

Tengo entre manos 62.000 palabras venidas del pasado. Alrededor de 170 páginas que abandoné allá por el año 2008. Es una historia de género fantástico. Durante más de 10 años es lo que estuve escribiendo día sí y día también hasta que, más o menos hace tres años, decidí cambiar de género para ver si cambiaba mi suerte. En aquella etapa afronté muchos proyectos y, creo, merece la pena revisar y comprobar si lo que hice está más o menos bien y si es posible, con un poco más de experiencia y una perspectiva más sosegada y distanciada de aquel escritor que se quemó las neuronas, aprovechar algo o todo de esa historia. “La montaña R” fue un proyecto que me entretuvo mucho y me absorbió las fuerzas hasta el punto de que, en un momento determinado, en el culmen de la historia, no pude más. He corregido y ordenado las primeras once páginas y, por ahora, pinta bien. Ya veremos dentro de unos días qué pasa.

 

Anuncios

4 comentarios en “Una nueva historia del pasado: La Montaña R

  1. Creo que lo mejor de los tiempos difíciles es la inventiva y el coraje para asumir nuevos riesgos.
    Buena suerte!

    1. Esta historia es de hace muchos años. Nunca me he dejado llevar por los géneros imperantes. Esta historia, por ahora, sigue avanzando bien. Me parece que conformé un universo fantástico muy rico, intenso e interesante, sin hacerlo agotador para el lector. Espero que las 150 páginas que tengo por delante no decaigan.

  2. El paro “oficial” es una humillación a la que el establishment somete al trabajador. Es el intento de creación de una cantera de carne de cañón para sus empresas. Igual que creo que en el mundo de hoy es un crimen, por el que algunos tienen que responder, el hecho de que alguien pase hambre, también creo que hay trabajo para todos. Todo este rollo es para decir que tener una situación de “paro oficial” no significa, para una mente amueblada, estar inactivo, aunque en ocasiones la actividad no de los frutos esperados o inmediatos. ¡Animo! y adelante con vuestros proyectos.

    1. Tienes toda la razón: destruyen este país para luego alzarlo de nuevo con las miserias a la que nos han lanzado. No se puede ser más ruin. Estos políticos me asquean cada día más. El problema es que, con este panorama, me veo con un dictador carismático y populista gobernándonos. Espero que antes los partidos políticos empiecen a abrirse al pueblo y hacernos más participativos, que no nos engañen, joder, y, sobre todo, que empiecen a mirar más por su país que por su jodido bolsillo.

      Estar en paro, además, en un país como este, con personas muy preparadas, es frustrante por partida doble. Hay muchos que estudiaron en su día para labrarse un buen futuro y ahora ven como les obligan a mendigar un curro mal pagado por su inutilidad que, los que tienen suerte, lo encuentran.

      Gracias por los ánimos. ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s