La “A”

El Mal es el relato más corto de todos, tres páginas. Lo rescaté de mi colección de cosas escritas e inacabadas y me gustó mucho, tanto que hasta lo mandé a algún concurso (sin resultado), dado que la extensión me lo permitía. Casi no tuve que hacer nada con él, nada más que corregir algunas cosas y darle al punto y final. Creo que desentona en el conjunto de Autotomía. Es un relato un tanto extraño: un niño recuerda a su abuelo, quien le enseñó a leer, a conocer a los héroes y, sobre todo, villanos que se esconden dentro de los libros. El Mal es una historia particular. Lo introduje para relajar un poco lo tronao o torcalesco (como lo definiría mi hermano) del resto.

8A_okEsta es otra de esas letras más simples en que primó la idea fundamental y descriptiva del relato por encima de algo más creativo. Me gusta mucho de todas maneras y fue el inicio de la frase: “Aprendió a amar el Mal desde bien pequeño.”

Anuncios

4 comentarios en “La “A”

    1. Si te sigues inventando nombres, cada vez que comentes en mi blog tengo que aprobar tu comentario, zombi bolao de la olla. Eso de ser diseñador vuelve las cabezas del revés, ¿eh? ¡¿EH?!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s