Las correcciones

Cada escritor es diferente, cómo no. Creo que mi opinión al respecto de las correcciones no es la mejor. Yo antes corregía más de una veintena de veces lo que escribía. No exagero. En realidad, probablemente me quede muy corto. Cada vez que me ponía a escribir, releía lo escrito (en muchas ocasiones desde el principio) y corregía. A veces añadía y corregía. Eso suponía que mis historias avanzaban muy lentamente y me cansaba muy pronto de ellas.

Últimamente me estoy proponiendo dejar las correcciones para lo último. Si abandono una historia y después de un tiempo decido regresar a ella, por supuesto volveré a releerla y corregirla, pero procuraré no tocarla mucho. En ocasiones, cuando releía toda la historia una vez terminada, me daba cuenta de que había quitado mucho texto y una escena quedaba muy floja o todo el conjunto se resentía. La responsabilidad de las correcciones es grande. Creo que lo sano es corregir una vez que se termina la historia tras haberla dejado unas tres o cuatro semanas en reposo. Luego, después de otro tiempo prudencial, volver a corregirla una o dos veces más. Me parece que querer compartir lo que uno ha escrito casi al momento es imprudente e inmaduro. Yo una vez leí a un autor amateur sugerir en un blog que había que distanciarse de lo escrito y releerse como si la historia la hubiera escrito otro para apreciar la calidad real de lo que uno había hecho y me pareció una tontería muy gorda. Pero no, tenía mucha razón.

Una historia necesita retoques, lo mucho o lo poco dependerá de lo bueno que sea uno escribiendo: si una persona tiene unas capacidades geniales para la escritura, estoy seguro de que apenas necesitará correcciones, pero aun así serán unas cuantas; si se es un escritor vulgar como yo, se necesitarán un buen puñado. Esas correcciones, en el segundo caso (el mío), consiguen que lo que he escrito sea digerible por quienes no tienen culpa de que me apetezca que lean mis cosas. Para mí las correciones son lo más importante de mi proceso creativo y, por supuesto, lo más penoso y, a la vez y paradójicamente, más satisfactorio.

¡Gracias por pasarte y leerme!

Anuncios

4 comentarios en “Las correcciones

  1. Estoy de acuerdo en que las correcciones son importantes. Sin embargo, a mí me producen una pereza brutal y, desde luego, no considero que sean lo más importante del proceso creativo (ya has dicho que cada escritor es diferente). La verdad, y no pretendo sonar presuntuoso, es que suelo quedar bastante satisfecho de mis textos, de manera que las correcciones normalmente se limitan a erratas o a algún cambio de palabra para evitar repeticiones.
    Estoy muy de acuerdo con la sugerencia que el escritor amateur hizo en su blog… pero confieso que me puede la impaciencia, así que me incluyo en el grupo de los imprudentes e inmaduros… 😉
    Saludos!

  2. Como digo al principio, mi idea de las correcciones no es la mejor de todas. Tengo ganas de leerte, en serio. Espero limpiar mi agenda de libros, incluídos amigos también periodistas y escritores a los que finalmente he encontrado el hueco y el placer de ponerme a leerles. De todos se aprende. Lo importante es que nos lean y disfruten haciéndolo. ¡Saludos!

    1. Yo también tengo pendientes tus relatos. Estoy con varios libros a la vez, pero a la que pueda te hago un hueco, que me apetece de veras. Que sepas que en breve tendréis ‘El viaje de Pau’ en la librería Proteo de Málaga…

      1. Me alegrará mucho ver tu libro por aquí. Proteo es una buena librería, bien localizada. Luces también es otra gran librería malagueña. A ver si hay suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s