Atrancarse

La fosa, relato del que hablé hace unos días, tiene escritas más de veinte páginas (la mayoría hace muchos meses) y se empeña en atrancarse. Busco la manera de llevarlo hacia un final que no termina de gustarme del todo pero que me parece la mejor opción (por ahora). Tampoco quiero que parezca forzada esa resolución y tengo que estirar un poco la goma, lo cual odio profundamente. Ahora estoy en una escena en que el personaje principal, Ricardo, se encuentra con unos personajes un tanto peculiares y he decidido no ponerle nombre a ninguno o a casi ninguno. No creo que sea necesario y quiero agilizar los diálogos todo lo posible. Es puro diálogo. Les dejo que hablen por ver si me solucionan el problema de no saber por dónde tirar. En realidad, estoy un poco harto del relato. Eso suele sucederme cuando ya me dirijo hacia el final y creo que nada puede sorprenderme ya de lo que resulte. Espero tal vez que en algún momento salte alguna idea de mi cabeza con la que le dé la vuelta al relato o algún personaje, de forma inesperada, “me lo diga”. Por supuesto tendrá un trabajazo afinarlo todo pero, como digo, me parece (aunque lo empiece a odiar) que está quedando más o menos bien. A ver…

Anuncios

4 comentarios en “Atrancarse

  1. A mí me pasa: me pongo a escribir diálogos y son los personajes quienes deciden el curso de la trama. Literalmente, cobran vida, sin duda. Seguro que te quedará bien ese final. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s